VOLVER A LO ESENCIAL: SIN INGREDIENTES ARTIFICIALES

Volver a la facultad de disfrutar los instantes de la vida y valorar todo aquello positivo que fue construido, eso es precisamente regresar a lo esencial. La industria turística hoy sufre un gran infortunio, pero aquellos tiempos de gloria deben ser puestos sobre la mesa con el objetivo de tener esperanza, por ejemplo, para el año 2009 la llegada de turistas por diferentes medios de transporte fue de 1 922 579 visitantes, con un incremento paulatino los siguientes años hasta llegar al 2019, en el que se logró un desarrollo asombroso de 3 139 008 turistas, lo que equivale a un crecimiento de aproximadamente el 63% en 10 años.
Costa Rica es, sin duda, el lugar con mayor variedad natural, es imposible compararlo con cualquier otro lugar; por más de tres décadas el país ha sido referente mundial entorno al turismo natural; además, ha sido considerado uno de los países más verdes y esto ha sido el baluarte en la oferta, por otro lado, los diferentes sitios de la jerarquía turística califican los escenarios nacionales como los mejores para el disfrute de diversas actividades, no obstante, el país completo ha ofrecido todas las comodidades para el deleite total de quienes lo han visitado. Este país pionero del ecoturismo, con exuberantes selvas tropicales, ha sido el sitio más natural y sin ingredientes artificiales que dedica la mayor oferta en la línea de la diversión sana y bio -diversificada en todo el trópico.
Como modelo de protección del ambiente y con una cuarta parte del territorio costarricense bajo el sistema de Áreas de Conservación en la modalidad de Parques Nacionales, es que la sostenibilidad y la armonía con el ambiente representan la mayor atracción en cuanto a oferta turística. Para comprender mejor el concepto básico de la propuesta natural es necesario señalar que los atractivos turísticos naturales por sí solos no poseen la estructura adecuada para atender a los visitantes, pero cuando existe una coordinación con equipamiento y servicios turísticos (como hoteles, restaurantes y vías de comunicación) se convierten en una atracción plena.
Es decir, los recursos existentes como la estructura y superestructura turística que Costa Rica posee está más que preparada para los siguientes meses y años post pandemia; los hoteles boutique, rústicos y los hoteles deluxe, los cuales ofrecen una gran gama de actividades, podrían ser una atracción para la reactivación de la industria del turismo. Precisamente, este tipo de hoteles brindan la comodidad y mayormente las tarifas más accesibles para el turista que saldrá de una pandemia y una gran crisis económica buscando recreación, espacios naturales y atractivos para una exuberante recuperación.
Por otra parte, uno de los ejemplos más radicales de reintegración de la oferta es el turismo rural, que, junto con los encadenamientos productivos y las redes comunitarias, se ha convertido en todo un reto de restitución en la industria, pero también es de vital importancia para un sector con difícil acceso al empleo e ingresos económicos como es el que se da en las zonas rurales del país. Andrés Yurjevic empresario de la industria turística chilena, expresa que “vivimos un momento muy singular: la gente del área urbana está despertando a que los temas de calidad de vida son importantes, no solo vacaciones y ocio, sino un estilo de vida sustentable”. La oferta del turismo rural es una opción fuera de lo cotidiano que busca un sentido de recuperación interior y de hacer un alto a la rutina citadina, por consiguiente, para el post pandemia es necesario que sea retomado.
Pero también es sumamente importante hacer un cambio de paradigma en un sector que se ha visto tan profundamente afectado, en vista de que, anteriormente el turista no pensaba más que en disfrutar por disfrutar de los sitios predestinados para tal fin, ahora es muy probable que el turista sea más cuidadoso y piense mejor sus viajes, analice con más cuidado el precio y los servicios que incluyen las tarifas, por lo cual, examinará muy de cerca los sitios que desea visitar. Es presumible que ahora en adelante el turista sea más exigente y quiera mayor flexibilidad en los servicios que adquiera. Por otro lado, la Ministra de Turismo María Amalia Ravelo ha indicado que para Costa Rica la reactivación turística será paulatina y lo ideal es enfocar el marketing al turismo nacional. Para este proceder es necesario construir estrategias específicas para un sector que no posee los medios económicos para pagar por servicios de alto costo.
Hay muchas posiciones sobre que se deberían tomar en el sector para el futuro y en estas circunstancias es la persistencia al turismo sostenible y al turismo rural sin dejar de lado que el segmento que mayor recuperación tendrá, el turismo de negocios, esto ante la necesidad de que la economía mundial comience a avanzar a una recuperación inexorable, olvidando por algún tiempo aquel turismo en masa que saturaba algunos sitios naturales del país y que tardará algún tiempo

Dejanos un Comentario