¿QUÉ ESTÁ HACIENDO MÉXICO?

En los museos así como en cualquier otro recinto de interés público se debe asegurar el acceso no sólo al espacio sino a cada uno de los elementos que lo componen y que le dan sentido; pero no sólo es eso, un museo accesible es un paso a garantizar el derecho al ocio y a la cultura.
En México se han llevado a cabo en dos ocasiones consecutivas coloquios internacionales en este tema, en su primera edición poniendo sobre la mesa la generación de reflexiones con respecto a estos espacios como instituciones que pueden propiciar el acceso al patrimonio en pro de la educación de las PcD y en una segunda edición con enfoque a las adaptaciones para PcD visual.
Con la participación de especialistas, académicos y la sociedad civil, estos eventos forman parte de los trabajos por la generación y fortalecimiento de acciones que garanticen la accesibilidad sin distinción de lo que como nación nos pertenece. Me gustaría mencionar que fue en la segunda edición de este evento en la que se contó con la participación de dos miembros de esta revista: Claudia Peralta, directora y Gala Llano, corresponsal.
Gran parte de los museos que han trabajado por su accesibilidad se encuentran en la CDMX, los cuales forman parte de la Red de Museos para la Atención a Personas con Discapacidad, en este enlace los puedes consultar:
http://data.indepedi.cdmx.gob.mx/museos.html
Sin embargo, ¿Qué está pasando en el interior del país? ; al 2018, según los datos del INEGI, se contabilizaron 1,712 museos a lo largo y ancho del país, de los cuales:

247 cuentan con adaptaciones para discapacidad auditiva,
409 cuentan con adaptaciones para discapacidad motriz,
186 cuentan con adaptaciones para discapacidad cognitiva,
658 cuentan con adaptaciones para discapacidad visual,
Con estas cifras podemos asegurar que más de la mitad de los museos en México no son accesibles.
Aunque en las estadísticas no se considera si algunos están en proceso de cambio y mejoras, podemos verificar el grado de accesibilidad (y para qué discapacidad) directamente en cada recinto a través de sus medios de contacto.
Un ejemplo reciente de estos trabajos es la ciudad de Campeche, la cual a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia declara que el 100% de los museos que se encuentran bajo su administración en esta ciudad son accesibles. Ante la contingencia global presentada por el Covid-19, en el caso de México así como en la mayoría de los países, estos establecimientos fueron cerrados al público, por lo que las revisiones de accesibilidad fueron pospuestas, una vez retomando actividades en su regularidad a través del Observatorio Latinoamericano de Turismo Inclusivo, se realizará la publicación de resultados con el fin de servir como herramienta de consulta para las PcD, agencias de viajes, etc., teniendo como base datos estandarizados en materia.

Dejanos un Comentario